Cooperativa Manoguayabo, Inc.

Con la fundación de la Cooperativa Manoguayabo surge el movimiento cooperativo dominicano, bajo las orientaciones del Revendo Alfonso Chaffe, Superior de la orden católica  de los misioneros Canadienses de Scarboro.

En el año 1943 llegaron al país los primeros padres misioneros de la Orden de Scarboro. Su primer superior fue el padre Alfonso Chaffe, párroco de Manoguayabo, quien inició en esa comunidad una sociedad con el nombre de “Hermandad de San Isidro”, con la finalidad de mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los agricultores de esa región. Los miembros de la Hermandad tenían que ahorrar cinco centavos cada semana. La primera reunión fue efectuada el domingo 13 de octubre de 1946. Contó con la presencia de los señores José Labata, Arístides Martínez, Clemente Guzmán, Lico Terrero, Daniel Campusano, Ángel María Pérez, Pedro Núñez, Silvestre Núñez, Lucía Correa, Juan J. Correa, Juanico Correa, Juanico Pozo y Rafaela Pozo (Doña Kela).

Con un Ahorro inicial de apenas 80 centavos inicio sus operaciones la primera cooperativa va del País, la Cooperativa Manoguayabo que otorgó su primer prestamos tres años después en 1949 y fue incorporada mediante decreto, de acuerdo con la ley 127-64, sobre asociaciones cooperativas, el 22 de septiembre del año 1966.


Misión

Mejorar la calidad de vida de nuestros asociados y la comunidad, propiciando un desarrollo socioeconómico sostenible; a través de la educación, asesoría y servicios.


Visión

Ser modelo de gestión financiera y cultural del sector cooperativo dominicano, brindando solución a nuestros asociados y relacionados.


Valores

Transparencia

Honestidad

Solidaridad

Equidad

Lealtad

Motivación

Responsabilidad

Confidencialidad

Historia de la Cooperativa Manoguayabo.

La historia de la Cooperativa Manoguayabo y la del Cooperativismo nacional coinciden en sus inicios pues siendo Manoguayabo el primer ambiente del país donde un grupo de personas iniciaron sus ahorros semanales bajo la inspiración del Rvdo. Padre Alfonso Chafe no se puede pretender otra cosa.

La idea de traer cooperativas a la República Dominicana nace de la amistad de tres personalidades de la vida eclesiástica dominicana de la década de los años 40: Monseñor Ricardo Pittini, Arzobispo De Santo Domingo, M. Rvdo. Padre Alfonso Chafe, S. F. M., Superior de la orden de sacerdotes canadiense de los Scarboro y Manuel Ruiz Tejada, Presidente Nacional de la Acción Católica.

“En el año 1943 llegaron al país los primeros padres misioneros de la Orden de Scarboro. Su primer superior fue el padre Alfonso Chaffe, párroco de Manoguayabo, quien inició en esa comunidad una sociedad con el nombre de “Hermandad de San Isidro”, con la finalidad de mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los agricultores de esa región. Los miembros de la Hermandad tenían que ahorrar cinco centavos cada semana. La primera reunión fue efectuada el domingo 13 de octubre de 1946. Contó con la presencia de los señores José Lobata, Arístides Martínez, Clemente Guzmán, Lico Terrero, Daniel Campusano, Ángel María Pérez, Pedro Núñez, Silvestre Núñez, Lucía Correa, Juan J. Correa, Juanico Correa, Juanico Pozo y Rafaela Pozo (Doña Kela).

La Cooperativa Manoguayabo goza el título de ser la primera cooperativa fundada en nuestro país, este hecho lo resalta John Harvey Steele (El Padre Pablo), reconocido como el Padre del Cooperativismo dominicano, en su obra titulada “10 años de Cooperativismo 1949-1959” donde reseña lo siguiente:

 Manoguayabo gozó el título de ser el primer ambiente del país donde un grupo de hombres comenzaron sus ahorros semanales bajo la inspiración del R. Padre Alfonso Chafe en el mes de octubre del 1946. El desarrollo del grupo fue lento hasta el mes de marzo de 1949 cuando se hizo el primer préstamo. El ahorro de RD$0.85 de la primera noche creció a unos RD12, 000.00 en el año 1954.

El desarrollo del grupo fue lento hasta el mes de marzo de 1949 cuando se hizo el primer préstamo. El ahorro de RD$0.85 de la primera noche creció a unos RD12, 000.00 en el año 1954.

Durante los primeros 10 años de existencia la cooperativa colocó 1,747 préstamos por un total de RD$54,600.00. es decir, que el préstamo promedio per cápita, de la primera década ascendía a RD31.25. para entonces la cooperativa ya poseía su propio local por un valor de RD$3,500.00 construido en block de cemento.”

Your Content Goes Here

Your Content Goes Here